16 de febrero de 2011

LJ

Mientras pensaba en qué escribirte,
miré por la ventana para buscar inspiración.
Vi una gran luna llena,
que, tras ella, guarda mil y un secretos.
Brillaba tanto que parecía que era de felicidad
*Igual que yo cuando hablo contigo*

P.D.:No pienses en las cosas malas, no valen la pena :)

3 comentarios:

nubedealgodón dijo...

que bonito :)

David Criado dijo...

woow, cuanta dulzura, la luna y sus secretos,
tu y tu felicidad infinita!

Escribes bien lindo he!
saludos ;)

Blubel P. dijo...

Felicidad infinita si... xDD
Pero la verdad es que el simple hecho de escribir cosas felices y que me comenten y que me lean, es suficiente para que sea feliz :)