10 de junio de 2011

Oleaje del amor ♥

El ambiente era relajante. Abrí los ojos lentamente y vi la luz de un día típico de domingo; por la mañana sol y por la tarde nubes. Ahora estamos en medio de esa fusión y me encanta. 
Mmm... estoy tumbada en la cama delante del gran ventanal que da al mar mientras Alex me está acariciando el pelo. Ojalá este momento durara para siempre; no me cansaría nunca de estar así...
-Nía, ¿estás despierta? -susurró Alex.
-No...-lo dije tan bajito que parecía que el sonido de lejos de las olas lo decían por mi.

Sí, tu y yo vamos a avanzar por encima de la vida. O mejor dicho; a volar encima de ella. Sin sacarle la lengua porque sería muy infantil. Pero con ganas. Con ganas de sentirnos como niños pequeños que abren los brazos sin pensar con tanta alegría que los adultos ya ni se acuerdan de cómo llegar hasta ella. Volaremos sacandole la lengua a la vida (sin que ella lo vea). Nunca mejor dicho.

2 comentarios:

David Criado dijo...

sin que la vida se entere
es lejos el mejor de los planes

Blubel P. dijo...

Es verdad... tienes razón.
Quizás lo que debería decir es que quiero vivir olvidando de que la realidad duele.