19 de diciembre de 2010

Ausente en algun lugar lejano de mis ojos

    Aveces, cuando me lavo los dientes, me quedo mirando los ojos fijamente. Viendo el puntito blanco reflejado en el cristal. Y así puedo pasar media hora, ausente, frotando los dientes una y otra vez. Y mientras, pensando en todo lo que me importa y todo lo que me ha hecho feliz hasta ahora. Hasta que alcabo de un rato me quedo sin saliva y escupo en el lavabo la espuma blanca. Pero con la mirada perdida en algun rincón del propio brillo de mis ojos.


3 comentarios:

Sick dijo...

Es la mejor manera de conocerse a uno mismo: ponerse delante de un espejo a observarse. Yo lo he hecho muchas veces, ¿sabes? Y he descubierto muchas manías mías :)

WoWgirl dijo...

Y yo, pero aveces cuando te miras a los ojos te da la impresión de que has llegado a otro sitio y ves como una especie de flashback momentos felices y no felices... no sé si me explico xD

Gracias por comentar :), llevo tiempo con este blog desierto y que se vuelva de nuevo activo me hace feliz ^_^.

Duna Loves dijo...

a mi me pasa algo así pero en la bañera y menos mal que no acabo lavándome el pelo dos veces xD